Seamos la primera línea de defensa contra el ciberacoso

En el contexto de la COVID-19, las vidas de millones de niños y jóvenes cambiaron, ya que fueron confinados en sus hogares y pasaron más tiempo frente a sus pantallas. Para muchos, Internet se convirtió rápidamente en la única forma de jugar, socializar y aprender.

Por Karim Lessina, EVP Chief External Affairs Officer Millicom | Tigo

Si bien la tecnología y las soluciones digitales ofrecen considerables oportunidades para que los niños estudien y permanezcan conectados, incluso para el entretenimiento, estas mismas herramientas pueden aumentar su exposición a numerosos riesgos. Incluso antes de la pandemia, el acoso sexual en línea, el contenido dañino, la desinformación y el ciberacoso ponían en peligro los derechos, la seguridad y el bienestar mental de los niños.

El ranking mundial de bullying lo encabeza México, donde 7 de cada 10 niños y adolescentes sufren algún tipo de bullying todos los días. Estados Unidos de América, con 6 de cada 10 niños y adolescentes que sufren acoso escolar, está muy cerca de China, donde casi 6 niños y adolescentes (5,8) de cada 10 sufren la plaga.

Para los niños que ya sufren varios tipos de situaciones desfavorables, tanto en línea como en el mundo real, pasar más tiempo frente a las pantallas puede haber agravado su condición. Además, el cierre de escuelas, el distanciamiento social, la disminución de los servicios disponibles y la creciente presión sobre las familias vulnerables han interrumpido y reducido algunas de las medidas de protección que tenían.

Debemos asegurarnos de que la industria de la tecnología y las plataformas de redes sociales garanticen una mayor seguridad y que existan medidas de seguridad en todas las plataformas en línea. Estos deben ser fácilmente accesibles para maestros, padres, cuidadores y niños. El apoyo de los padres y cuidadores es vital para ayudar a los niños a comprender los riesgos que plantean Internet y las tecnologías digitales, al igual que mantenerse alerta ante cualquier signo de angustia que resulte de su actividad en línea.

En Millicom, ayudamos a los niños a explorar, aprender y crecer de forma segura a través de herramientas digitales. Tomamos medidas concretas para educar a los niños, padres, maestros y cuidadores sobre los riesgos y oportunidades de la tecnología digital. Hacemos esto con los ciudadanos digitales del futuro en mente, habiendo capacitado a más de 480,000 niños desde 2016 en las oportunidades y riesgos de la tecnología digital bajo nuestro programa Protección Infantil en Línea (COP), Conéctate Segur@.

Preparar a los niños y adultos jóvenes para un mundo post-COVID-19 más conectado implica encontrar el equilibrio entre la exploración segura de Internet y el mundo real, fomentar relaciones seguras y positivas con las personas que interactúan con ellos y garantizar que tengan acceso a la ayuda que necesitan.

Todos podemos ser los primeros en la primera línea de defensa contra el ciberacoso. Piense en dónde sucede en su comunidad y cómo podría ayudar hablando, descubriendo a los agresores, comunicándose con adultos de confianza y haciendo que las personas tomen conciencia del problema. Incluso un solo acto de bondad puede ser de gran ayuda.

Todos queremos que cese el ciberacoso, por eso es tan importante denunciarlo. Sin embargo, para garantizar que Internet sea un lugar seguro, no basta con denunciar el acoso. Debemos tener cuidado de no compartir o decir cosas que puedan lastimar a otros. Tenemos que ser amables entre nosotros, tanto en línea como en la vida real. Todos, sin excepción.

Si está preocupado por su seguridad o por algo que le sucedió en línea, hable sin demora con un adulto en quien confíe.

Karim Lessina
EVP, Chief External Affairs Officer
Millicom | Tigo

 

Fuentes:

https://www.unicef.org/es/end-violence/ciberacoso-que-es-y-como-detenerlo
https://bullyingsinfronteras.blogspot.com/2018/10/estadisticas-mundiales-de-bullying_29.html